REHALA

"Rehala" nace con la idea de dar auge en la red a un mundo tan autentico y tan bonito como es el de la REHALA de monteria. Por medio de este blog se pretende dar a conocer a todo aficionado al mundo de la caza y los perros,las rehalas que monteria tras monteria realizan esa labor tan poco valorada pero tan imprescindible en nuestras agrestes sierras.

UNA REHALA

No hay verdadera monteria sin perros. Cuando se montea de verdad, es decir, con todos los elementos que el caso requiere, y entre ellos, y en lugar preeminente, varias rehalas punteras, éstas lo van diciendo todo. Lo van diciendo todo al que sabe escuchar, que no es fácil. Si sabe escuchar, aunque le haya tocado un puesto en que, por mala suerte, no haya tenido vista sobre el terreno, se habrá podido dar perfecta cuenta -siempre y cuando los perros sean de calidad- de todo cuanto ha sucedido en el día. Desde la hora en que se soltó hasta en la que se terminó la batida:de si ha habido interés o no, de si se ha tirado bien o mal, de si la caza ha corrido en direccion que convenía, de si se ha vuelto o de si no ha salido. En fin, de todo se habrá enterado y bien poco será lo que le puedan contar los que han tenido la suerte de presenciar el conjunto.

Veinte Años de Caza Mayor. Conde de Yebes.

EL PERRO DE REHALA

El buen perro de rehala, sea cualquiera su clase, desde el puro podenco envelado y peliduro al de padres desconocidos y tipo inverosimil -que los dos pueden ser de punta-, requiere, entre otras, las siguientes caracteristicas principales: fuerza, coraje,perseverancia, vientos y dicha. A cuál de ellas mas importantes, y si no las reúne es un perro incompleto.

Veinte Años de Caza Mayor. Conde de Yebes.

miércoles, 30 de junio de 2010

IV Concurso Monográfico de Podenco Andaluz y Maneto. Robledo de Chavela 2010.

No pude, ni quise, decirle que no a un buen amigo y gran aficionado como lo es D. Miguel Feijoo. La verdad que a un cordobés como yo le pilla largo, como dicen los manchegos, pero la afición, las ganas de aprender y el poder conocer nuevas rehalas me llevaron a plantarme en este bonito pueblo madrileño. Robledo de Chavela se localiza en la sierra oeste de Madrid, en un enclave privilegiado entre Gredos y Guadarrama.
·
Vista general de los urracos de la rehala de D. Miguel Feijoo.

El pasado domingo 20 de Junio se celebró la cuarta edición del Concurso Monográfico de Podenco Andaluz y Maneto, organizada por el Club de Cazadores con Podenco Andaluz con la colaboración del Ayuntamiento de Robledo de Chavela y el Club Nacional de Podenco Andaluz. En el paraje "La Pasadilla" nos dimos cita un importante número de aficionados al mundo del perro en general y de la rehala en particular.

Vista general de "La Pasadilla" el día de la feria.

Rápidamente localicé al bueno de Feijoo, largo como el solo, se situaba junto a sus inconfundibles y preciosos urracos. Tras una alegre y sincera bienvenida nos acercamos a sus perros, junto a ellos y detenidamente, radiando afición me fue enseñando uno por uno los casi cincuenta valientes que había traído a la feria. Todos atravesaos, terciaos gusta llamarlos por esta zona, con capa urraca y unas hechuras que no pueden sino funcionar en la sierra.

Quique junto a Miguel, de fondo sus atravesaos urracos.

Cada perro tenía su historia, cada figura daba pie a una anécdota que ni corto ni perezoso, Feijoo me fue relatando junto a Quique, su compañero de faenas. El origen de la rehala viene de un urraco de los hermanos Torrubias, de Madrid y una perra de D. Marciano Camino, de Ventas con Peña Aguilera (Toledo). Además hay que sumarle dedicación, selección y muchísimo sacrificio que afortunadamente han dado sus frutos, consiguiendo una rehala de urracos muy pareja y de una pinta sensacional. Cazando, ya os contaré, pues no pienso declinar la invitación que amablemente me ha hecho Feijoo para acompañarlo la próxima temporada.

Con buen tipo y muy homogénea la rehala de D. Miguel Feijoo.

D. Agustín Sánchez y D. Carlos Macias, de rehalas charras también se acercaron desde Salamanca, al igual que D. Sergio Candil, otro buen aficionado y fiel defensor del podenco como raza para la caza, que vino desde El Barraco y con el que estuve charlando un buen rato, sobretodo de rehalas y encastes de perros cordobeses, estando bastante puesto en el tema, cosa que me sorprendió gratamente. Viniendo de esa tierra, la parrafada de ciclismo no la pudimos evitar, y es que tanto a Sergio como a mi nos gusta el deporte de dos ruedas.

Quique, Miguel, Agustín, Carlos, Rorry y Sergio, buenos aficionados en Robledo de Chavela.

Rehalas se juntaron un total de catorce, echándose de menos las propias de Robledo de Chavela. Fue una lástima pues me quede con las ganas de conocer a Marujo y a sus podencos, al igual que a Adolfo y a sus urracos, con las buenas referencias que me habían dado tanto de las rehalas en si, como de sus dueños. Una pena que no estuvieran, y más cuando de buena mano se lo mucho que han ayudado en el difícil camino de una feria como la de Robledo de Chavela. También se echaron de menos unas sombras en aquella explanada donde el aire soplaba que daba gusto, y es que aun siendo ya la cuarta edición de la feria, no se le ha ocurrido a nadie plantar unos arbolitos en "La Pasadilla".

Detalles de los furgones de las rehalas de Feijoo, Narci y Ramos.

Las rehalas asistentes fueron las siguientes:

- Rehala Cancanas (Cenicientos, Madrid). Divisa a franjas verdes y azules.

Perros de la rehala Cancanas de Cenicientos (Madrid).

- Rehala La Española de D. José Cecilio, Ceci (Fresnedilla de la Oliva, Madrid). Divisa bandera nacional.

Preciosos los podencos de la rehala La Española de Cesi.

- Rehala Rabadan (El Espinar, Segovia). Divisa a franjas amarillas y azules.

Rehala Rabadan de El Espinar (Segovia).

- Rehala El Carbonal (Valdemaqueda, Madrid). Divisa amarilla.

Podencos de la rehala El Carbonal.

- Rehala Cano (Cenicientos, Madrid). Divisa collar de cuero con "corbata" verde y amarilla.

Atravesaos berrendos en colorao conforman la rehala de Cano.

-Rehalas Madrid de D. Narciso Serrano, Narci (Madrid). Divisa bandera nacional y goma amarilla.

Atravesaos muy en la linea Valdueza conforman "Rehalas Madrid" de Narci.

- Rehala MJ de D. Miguel Feijoo (Madrid). Divisa bandera nacional sobre cuero y goma amarilla.

Bonita estampa la del urraco de la rehala de Feijoo.

- Rehala La Adrada. Divisa bandera nacional.

Perros de la rehala La Adrada.

- Rehala Ramos. Divisa collar de cuero y "corbata" amarilla y azul.

Collar de cuero con "corbata" amarilla y azul. Rehala Ramos.

- Rehala Tono. Divisa collar de cuero y "corbata" azul.

Rehala Tono, collar de cuero con "corbata" azul.

- Rehala Maeso de D. Mariano Maeso (Navas del Rey, Madrid). Divisa bandera nacional sobre fondo negro.

Podencos de la rehala Maeso.

- Rehala Canto de la Paloma (Sotillo de la Adrada, Ávila). Divisa verde y goma azul.

Rehala Canto de la Paloma de Sotillo de la Adrada.

- Rehala La Vega de D. José Sánchez (Cenicientos, Madrid). Divisa bandera nacional.

Rehala La Vega de Cenicientos (Madrid).

- Rehala D. Víctor Fernández Gómez (Arenas de San Pedro, Ávila). Divisa morada.

Podencos finos y parejos los de D. Víctor Fernández de Arenas de San Pedro.

Los que sabían que venían desde tierras cordobesas me animaron a ir a conocer a Ceci pues sabían de su gusto por el podenco de Córdoba, y allí que estuve charlando con él un buen rato. Me fue enseñando sus perros, la gran mayoría tenían sangre cordobesa, otros venían del pueblo manchego de El Viso del Marques. Los cordobeses venían de la casta de D. Ricardo Torres, de Jubel, de D. Jesús Bernier y de los quitaores de nuestra campiña. Una rehala muy parecida a los que estamos acostumbrados a ver por las manchas cordobesas.

Bernier, podenco de la rehala La Española. Con ese nombre y esas hechuras sobra aclarar su procedencia.

Con Víctor, el de Arenas de San Pedro, también estuve echando una buena parrafada. Ataviado con ropa montera y con su gorra calada en la frente, me fue enseñando sus podencos finos. En su mente ganas de darle más talla a sus artistas. Ya tiene pensados de donde quiere que venga esa sangre, y como no puede ser de otra manera, confía en que pueda ser cordobesa. A su lado su padres, los que me comentan la tremenda afición que tiene el hijo. Pocas tan sanas como esta, les animé yo.

D. Víctor Fernández posando junto a sus podencos.

Me descuidé un momento y Feijoo ya tenía montado el quiosco delante de sus urracos. La puerta de su camión sirvió como estupenda mesa para reponer fuerzas, alrededor compañeros y amigos que como Narci fueron ofreciendo viandas a los que se acercaban por el chiringuito. Así da gusto.

¡A bien que iba a faltar detalle!

Cuando quisimos acordar estaba comenzando la entrega de premios donde tras la deliberación de los jueces, los designados en cada tipo de concurso fueron acercándose al podium a recoger su premio y fotografiarse como es debido.

En cuanto a las rehalas, se diferenciaron en dos tipos de premios:

- Rehala compuesta de podencos andaluces:
1º Premio: Rehala La Española de D. José Cecilio.
2º Premio: Rehala Maeso de D. Mariano Maeso.

Ceci, recogiendo el 1º Premio a la rehala compuesta por podencos.

- Rehala más completa:
1º Premio: Rehala M.J. de D. Miguel Feijoo.
2º Premio: Rehala de D. Narciso Serrano.

Feijoo y Quique, con una collera de sus urracos, recogiendo el 1º Premio a la rehala más completa.

Tras el aplauso merecido a los premiados, momento para un café y poco a poco ir recogiendo. Quien más quien menos aun le quedaba un buen camino de vuelta. Antes de despedirme de unos y otros pude contemplar un brillante espectáculo de doma por parte de Narci y sus atravesaos, los cuales, convenientemente acollarados y al toque de caracola fueron fieles a las ordenes de Narci hasta la rampa de su furgón, créanme una preciosidad y una alegría el hecho de que aun haya buenos aficionados que conserven tradiciones como esta.

Bella la imagen la de Narci llevando a sus atravesaos acollaraos.

Me alegró mucho de haber acudido a la llamada del bueno de Feijoo, pasamos un día magnifico, como no podía ser de otra manera, entre grandes aficionados al mundo de la rehala. Pendiente queda que os cuente como funcionan sus urracos pero para eso habrá que esperar a que comience la próxima temporada.

No se cansa uno de contemplar estos urracos, ¿verdad?

lunes, 7 de junio de 2010

I Concentración de Rehalas de Cerro Muriano (Córdoba)


En Cerro Muriano, barriada cordobesa muy conocida por muchas generaciones de españoles que han realizado el servicio militar allí, el pasado domingo 6 de Junio, se celebró la "I Concentración de Podenco Andaluz y Rehalas". Concretamente, el evento se desarrolló en la finca "Hacienda de Vera", bajo la organización de "Podencos de Vera", es decir, los hermanos Muñoz Peña.

I Concentración de Podenco Andaluz y Rehalas en Cerro Muriano.

Estábamos avisados desde hace tiempo para tal acontecimiento, y con ganas e ilusión por apoyar un sarao de este tipo marqué la fecha en el calendario. Era la primera ocasión en la que estos hermanos, tan aficionados al perro, organizaban una reunión de tal categoría y que tanto gusta a los que somos aficionados al mundo de la rehala en particular y del perro en general.

Vista general del pasillo dedicado a las rehalas.

En las conversaciones de los que disfrutamos juntándonos en torno al perro de rehala se iba notando que se iba aproximando la fecha, que quedaba menos para volver a pasar un día juntos, un día entorno al mundo del perro, pero sobretodo un día de convivencia entre buenos aficionados y magníficos amigos (así lo son los que yo tengo dentro de este colectivo).

Buena cuadrilla nos juntamos: Rafael B., Luis M, Juani, Antonio, Joaquí B., Rorry y Nico P.

Dos días antes hubo que echar una manilla, me pase por el lugar y estuve concretando para tener todo preparado y conseguir que pasáramos un día completito. El día de antes, en las perreras de Borland, Nico y yo estuvimos echándole una mano a Joaquí. Tocaba ponerse a lavar los perros y ponerles los collares para que fueran radiantes a la concentración. Desde luego están gordos como pelotas, acostumbrados a verlos finos en temporada, sorprende observarlos con tales hechuras. Además pude ver como estaban ya los nuevos borlanes, las perras parieron hace poco. Las promesas tienen una pinta sensacional.

Preciosos los cachorros berrendos de Borland.

Temprano llegamos el domingo al cortijo de Vera, antes un café mientras esperábamos a Manolín Centella, perrero de Garnica, y sus atravesaos que no quisieron faltar a la cita. Por el camino comentábamos el calor del día anterior y deseábamos un día menos caluroso, como así fue. El aire se movió durante la mañana y propicio un día más calmado para perros y visitantes.

Carpas y mallas laterales protegían a perros y visitantes del solano cordobés.

Finalmente, fueron ocho las rehalas que ocuparon las carpas habilitadas para tal fin. Siendo las siguientes:

- Stand 1: Rehala propiedad de D. Juan Pedro Peral de Villanueva del Rey, divisa roja con goma amarilla.

Cruzao de la rehala de Peral de Villanueva del Rey (Córdoba).

- Stand 2: Rehala propiedad de D. José María Muñoz Peña de Cerro Muriano, divisa verde claro con collarín de la cencerra rojo.

José Mari Muñoz Peña junto a una gran aficionada, su hija Ángela. Tras ellos, sus perros.

- Stand 3: Rehala propiedad de D. Rafael Borland de Córdoba, divisa negra sobre fondo azul con collarín de la cencerra amarillo.

Berrendos de la rehala de Borland (Córdoba).

- Stand 4: Rehala propiedad de D. Enrique Garnica de Córdoba, divisa a franjas rojas y negras.

Precioso el atravesao ligero urraco de la rehala de Garnica (Córdoba).

- Stand 5: Rehala propiedad de D. Antonio Obrero de Cerro Muriano, divisa verde y negra.

Divisa negra y verde, rehala de D. Antonio Obrero.

- Stand 6: Rehala propiedad de D. José Manuel Dorado de Cerro Muriano, divisa naranja y negra.

Rehala de D. José Manuel Dorado de Cerro Muriano (Córdoba).

- Stand 7: Rehala propiedad de D. Félix Sánchez de Villaharta, divisa naranja con "corbata" de la bandera nacional y goma azul.

Atravesao de la rehala de D. Félix Sánchez de Villaharta (Córdoba).

- Stand 8: Rehala propiedad de D. Daniel Fernández de Obejo, divisa naranja con goma verde.

Podencos de la rehala de D. Daniel Fernández de Obejo (Córdoba).

Se esperaba alguna rehala más, concretamente llegada desde algún pueblo sevillano de la Sierra Norte. Algún imprevisto de ultima hora provoco que, desgraciadamente no pudieran acompañarnos a esta "I Concentración de Podenco Andaluz y Rehalas en Cerro Muriano". Personalmente esperaba otras tantas de los términos municipales próximos a la capital cordobesa así como de la propia capital, pero ilusionados me comentaron los hermanos Muñoz Peña que están contentos con esta primera toma de contacto y que el año que viene, con más tiempo, harán por contar con más compañeros de gremio. Esperemos que en años venideros las cómodas instalaciones que disponen congreguen a un mayor número de rehalas.

Tres magníficos perreros cordobeses: Juani, Joaquí y Gabriel.

Lo que me resultó muy curioso es la cantidad de gente que mueven los podenquetes conejeros, esos rubios envelaos que tan vivamente mueven sus patas y laten tan alegremente los conejos. Al concurso de belleza y de actitud para perros de menos de 9 meses se presentaron bastantes ejemplares, congregándose un gran número llegados de distintas provincias y comunidades. Desde luego, hay que admitir que el podenco andaluz tiene mucha afición.


Podenco andaluz de talla pequeña con bella estampa.

Con la caída de la tarde y tras dar buena cuenta de lo que cada uno arrimó, fuimos quedando los de siempre. Buenos amigos y grandes aficionados que nos ponemos a charlar de perros, de manchas, de la campaña venidera, de cruces, de razas, de... pues eso, que como siempre acabamos saliendo los últimos de allí.

Muchos aficionados y dueños de rehala entre los asistentes.

Desde aquí, agradecer la iniciativa de los hermanos Muñoz Peña y animarlos a que, poco a poco, vayan afianzando esta concentración de podencos y rehalas, pues se disfruta de un día magnífico y se agradecen los ratos que se echan en días como estos esperando a que empiece la temporada. Jornadas como esta también forma parte del mundo de la rehala, no lo olvidemos.

Berrendo de Borland.